Segundo libro de mi colección al cuál guardo gran cariño también. Surgió a raíz de la publicación de “En un segundo tu vida cambia” y de las innumerables charlas que di.

En ellas veía que las personas querían saber qué había después, cómo se comienza a vivir y, si quiera, si se puede volver a rehacer la vida. Yo había comprobado de primera mano que sí y que estaba feliz ahora por fin fuera de relaciones tóxicas. Los demás tenían que saberlo e intentar salir también.

Fue entonces, estando de interna cuidando a una persona enferma, cuando decidí escribir “Ana se viste de Prada”.

No es sólo la continuación de “En un segundo tu vida cambia”, es mucho más que eso, es un alegato a la vida, a la lucha y un homenaje a las personas que luchan a diario contra enfermedades mortales.

En este segundo libro me separo un poco de mi vida privada para no personalizar tanto en el personaje e introduce algo de ficción en la novela.

Te dejo su sinopsis y su cubierta

Cubierta de Ana se viste de Prada

Tras poner fin a una relación tormentosa y digerir la muerte temprana de su padre, Ana cree que su interior está sanado y, por ello, decide rehacer su vida en el aspecto material también. Para ello trata de buscar trabajo, pero sin éxito. En medio de esa búsqueda conoce a Aitor, un chico que si bien, a priori, parece tener buenas intenciones, Ana prefiere guardar las distancias para evitar desastres como con sus exparejas maltratadoras. Es, entonces, cuando recibe una llamada para cuidar de Berta, una persona con la misma enfermedad que padeció su padre: tumor cerebral. Ella, consciente de que va a remover sentimientos ocultos y que puede que afecte a su nueva relación, acepta debido a su gran necesidad económica.

Paradójicamente es con una Berta al borde de la muerte con quien conocerá las oportunidades que brinda la vida.

Si te ha picado la curiosidad y quieres comprar Ana se viste de Prada puedes hacerlo desde aquí pinchando en el cuadro siguiente

También desde la web de la editorial Círculo Rojo o escríbeme directamente a mí un correo a sandrairaizoz@sandrairaizoz.com y te lo haré llegar con dedicatoria incluida