“En un segundo tu vida cambia” fue mi primer libro y, con él, me introduje en el mundo de la literatura. Fruto de mis vivencias personales y del deseo de que nadie más las pasara surgió esta historia que, en aquel entonces, tuvo una gran repercusión social.

Pese a que ahora se hable mucho del tema fui de las primeras personas en dar la cara y aceptar públicamente que había sido víctima de violencia de género. Por ello, mi empecinamiento fue que ninguna persona se sintiera sola si estaba viviendo una situación de malos tratos y ayudarles y acompañarles en ese proceso de salida y/o renacimiento.

En este libro no sólo se trataba ese tema, también la pérdida de un ser querido (mi padre) y la emigración a un país lejano. Todo aderezado con palabras de aliento y con optimismo.

A los pocos meses de su lanzamiento recibí el mejor regalo que podía imaginar; surgió el proyecto de su adaptación cinematográfica (actualmente en fase de desarrollo y que lleva por título el mismo del libro En un segundo tu vida cambia. La película). Debo dar las gracias a Armando Bolaño (que fue quien tuvo la idea) por sus esfuerzos en este tiempo.

Aquí va la sinopsis:

Cubierta de En un segundo tu vida cambia

En la misma semana en que fallece su padre, Ana es abandonada por su marido, Diego. Se encuentra de pronto con una situación a la que debe hacer frente, sola, sin fuerzas, sin rumbo y con mucho miedo, hasta el punto de bloquearse físicamente. Sin trabajo y con una hipoteca se ve obligada a enfrentarse a cosas que ni ella podía imaginar.

La rutina del día a día y la enfermedad de su padre taparon muchos aspectos de una relación nada sana y aunque Ana trata de salvar su matrimonio, cada vez se hunde más mientras trata de comprender qué ha sucedido.

Lejos de tirar la toalla, decide seguir adelante con su vida y se dispone a buscar trabajo mientras se busca a sí misma. Vende lo poco que tenía y decide empezar de cero en Cruzeiro do Sul, en el Amazonas, lugar que aporta a Ana el valor de lo auténtico. Allí deberá enfrentarse a problemas que la harán volver a España y comenzar de nuevo; pero esta vez Ana juega con una gran ventaja, pues ha aprendido a quererse y a valorarse y sabe que con valor y tenacidad puede superarse cualquier tipo de obstáculo.

Si lo deseas puedes adquirirlo aquí o puedes escribirme a sandrairaizoz@sandrairaizoz.com y te lo enviaré personalmente